Ingenio e inventiva, un vistazo a la historia de la ciencia en Jalisco

Ingenio e inventiva, un vistazo a la historia de la ciencia en Jalisco

17 Noviembre 2020
                Array
(
    [post_id] => 24
    [name] => Ingenio e inventiva, un vistazo a la historia de la ciencia en Jalisco
    [short_description] => Un museo en las manos del lector que nos recuerda la historia del ingenio, la inventiva y la creatividad.
    [post_content] => 

Este libro es un museo portátil que nos invita a explorar en los recovecos de nuestro pasado, aquellos relacionados con nuestra historia científica en donde habitan relatos fascinantes con personajes llenos de ingenio, curiosidad y asombro.

Desde finales del siglo XIX y hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, el mundo se encontraba inserto en una era de industrialización sin precedentes, donde cada avance tecnológico se encadenaba con el siguiente: estaban en boga los inventos y las patentes, poder inventar algo era una gran aspiración en la vida. De esta manera, el conocimiento científico pudo ponerse en práctica, multiplicarse y aplicarse en gran cantidad de soluciones para la vida cotidiana, cambiándola por completo en apenas unas décadas.

En México no fuimos la excepción y en Jalisco tampoco. En ese sentido, Museo portátil del ingenio y el olvido recopila una gran cantidad de historias sobre hombres y mujeres ingeniosos, creativos y visionarios, talentos incomprendidos y gente adelantada a su época que supo dejar un legado que este libro recupera para futuras generaciones. Aquí encontraremos historias como la de Lola Álvarez Bravo, la primera artista fotográfica profesional en México cuya incursión causó escepticismo en sus contemporáneos; la del profesor Bartolomé Ruiz, quien pone a la venta en 1910 un pequeño libro divulgativo con la intención de combatir la desinformación catastrofista sobre la aparición del cometa Halley; aquella historia sobre el cúmulo de sismos que azotó a Jalisco en 1912 y que puso a dos sacerdotes, José María Arreola y Severo Díaz Galindo a buscar explicaciones y a plantear una teoría sobre predicción de terremotos; o la ya famosa hazaña del ingeniero Jorge Matute Remus al mover el edificio de Teléfonos de México en pleno funcionamiento para que pudiera ampliarse la avenida Juárez, así como muchos más relatos de inventiva e ingenio.

A través de su libro, el escritor Juan Nepote propone recordar la olvidada historia del ingenio con la intención de construir un mejor futuro colectivo. Nepote menciona en el libro que, además, este proceso puede ser extraordinariamente gozoso, para ello, cita al premio Nobel de Literatura Bertrand Russell, que dice: “El conocimiento de hechos curiosos no sólo hace menos desagradables las cosas desagradables, sino que hace más agradables las cosas agradables”.

[store_ids] => 1 [image] => m/p/mp2.jpg [enabled] => 1 [url_key] => museo-portatil [in_rss] => 0 [allow_comment] => 0 [meta_title] => Museo portátil del olvido y del ingenio: Inventos, descubrimientos y personajes significativos en la historia de la ciencia en Jalisco [meta_keywords] => Historia de la ciencia, Divulgación de la ciencia, Historia de Jalisco, Personajes históricos, Colección Gabinete de Curiosidades [meta_description] => Un museo en las manos del lector que nos recuerda la historia del ingenio, la inventiva y la creatividad. [meta_robots] => INDEX,FOLLOW [created_at] => 2020-11-17 16:08:46 [updated_at] => 2020-11-27 00:17:14 [author_id] => 2 [modifier_id] => 9 [publish_date] => 2020-11-17 04:00:14 [layout] => 1column ) 1

Este libro es un museo portátil que nos invita a explorar en los recovecos de nuestro pasado, aquellos relacionados con nuestra historia científica en donde habitan relatos fascinantes con personajes llenos de ingenio, curiosidad y asombro.

Desde finales del siglo XIX y hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, el mundo se encontraba inserto en una era de industrialización sin precedentes, donde cada avance tecnológico se encadenaba con el siguiente: estaban en boga los inventos y las patentes, poder inventar algo era una gran aspiración en la vida. De esta manera, el conocimiento científico pudo ponerse en práctica, multiplicarse y aplicarse en gran cantidad de soluciones para la vida cotidiana, cambiándola por completo en apenas unas décadas.

En México no fuimos la excepción y en Jalisco tampoco. En ese sentido, Museo portátil del ingenio y el olvido recopila una gran cantidad de historias sobre hombres y mujeres ingeniosos, creativos y visionarios, talentos incomprendidos y gente adelantada a su época que supo dejar un legado que este libro recupera para futuras generaciones. Aquí encontraremos historias como la de Lola Álvarez Bravo, la primera artista fotográfica profesional en México cuya incursión causó escepticismo en sus contemporáneos; la del profesor Bartolomé Ruiz, quien pone a la venta en 1910 un pequeño libro divulgativo con la intención de combatir la desinformación catastrofista sobre la aparición del cometa Halley; aquella historia sobre el cúmulo de sismos que azotó a Jalisco en 1912 y que puso a dos sacerdotes, José María Arreola y Severo Díaz Galindo a buscar explicaciones y a plantear una teoría sobre predicción de terremotos; o la ya famosa hazaña del ingeniero Jorge Matute Remus al mover el edificio de Teléfonos de México en pleno funcionamiento para que pudiera ampliarse la avenida Juárez, así como muchos más relatos de inventiva e ingenio.

A través de su libro, el escritor Juan Nepote propone recordar la olvidada historia del ingenio con la intención de construir un mejor futuro colectivo. Nepote menciona en el libro que, además, este proceso puede ser extraordinariamente gozoso, para ello, cita al premio Nobel de Literatura Bertrand Russell, que dice: “El conocimiento de hechos curiosos no sólo hace menos desagradables las cosas desagradables, sino que hace más agradables las cosas agradables”.